sábado, octubre 28, 2006

Unos, otros y más gente.


Un puerto, otro puerto...
pero siempre el mismo mar.
...
...
...
...
...
...
...
...
...
...
...
...
*

7 comentarios:

Impresentable. dijo...

Esther siempre es un placer saber de ti. Bonito poema, quizás demasiados puntos suspensivos.
Besos

Esther dijo...

No son puntos suspensivos, sino espacio en mi torpeza.

Golden Dragon dijo...

¡Qué foto más bonita! Por la mañana es el único momento donde podemos ver directamente la belleza del Sol.

Gracias por tus comentarios, Esther. Me dan muchísimos ánimos.

carmenmar dijo...

Quizás sea eso lo que piensa el Sol al acostarse.
Besitos. Que sepas que te sigo, ehn..!!

MANUELA dijo...

Como la vida misma.
¿Cuándo tendré yo un puerto definitivo?
Me conformo con compartir tu maleta.

Celia de nuevo dijo...

Las fotos son tuyas? Preciosas! que envidia...
No eres torpe, el poema es muy bonito.

Esther dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Me da alegía que entréis en este espacio como gatito que se colara por la azotea.
¡Gracias por dejar vuestras huellas!